Heston y Clarke

Poco común entre los actores de Hollywood fue el matrimonio formado por Charlton Heston y Lydia Clarke, porque desde luego, ellos formaron una de las parejas más consolidadas de la meca del cine y que, como en la ceremonia católica se promete, estuvieron juntos en lo bueno y en lo malo y hasta que la muerte de él los separó.

El actor, nacido como John Charles Carter un 4 de Octubre de 1924, de ascendencia inglesa y escocesa y con antepasados recientes canadienses, hizo su debut cinematográfico en una producción de 16 mm, en una cinta de Peer Gynt (1941), pero su carrera aún no pudo despegar porque  en 1944 se alistó en las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos, donde se especializó en operador de radio y artillero a bordo de un bombardero B-25 Mitchell, con el 77º Escuadrón de Bombardeo de la Undécima Fuerza Aérea, alcanzando el rango de Sargento de Estado Mayor.

Charlton Heston

Ese mismo año, el 17 de Marzo, se casaría con la que sería el amor de toda su vida, Lydia Clarke, una estudiante de universidad y seis meses mayor que él; su unión sería perfecta y duraría la friolera de 64 años.

Lydia Clarke y Charlton Heston

Lydia Marie Clarke, nació el 14 de Abril de 1923, llegó desde Wisconsin a Chicago en 1941  con 18 años para graduarse en la Northwestern University en el año 1945; interpretó algún que otro papel en teatro y televisión e intervino en tres films con su marido, pero pronto se decantó por otra actividad artística, la fotografía, medio en el cual se defendía como pez en el agua y que la llevó a recorrer diferentes lugares del mundo y lograr que su trabajo apareciese en algunas de las revistas más conocidas mundialmente, llegando a exponer en diferentes museos y galerías de arte, hasta publicar todo su trabajo y experiencia en dos libros.

La película “El FBI entra en acción” o “Atomic City” en su versión original fue una de sus pocas películas

De regreso de su paso por el ejército, Heston retoma sus dotes interpretativas en 1950, interpretando nada más y nada menos que a Marco Antonio en la película “Julio César”; poco después conseguiría el papel protagonista en la película “El mayor espectáculo del mundo” en 1952, una superproducción en la que participaban un importante elenco de actores, entre ellos James Stewart.

Lydia Clarke tendría un pequeño papel en el circo

Sus rasgos angulosos y su cuidada figura, le hicieron hacerse con algunos de los papeles más codiciados por los actores de la época y venerados por el gran público; así, en 1956, se metió en las vestiduras de Moisés en la película “Los Diez Mandamientos”, junto a Yul Brynner y Anne Baxter; bordó su papel del personaje Ben-Hur en el mítico film del mismo título en 1959 dirigido por Wylliam Wyler y prosiguiendo con su magistral interpretación de grandes personajes históricos, caracterizó al Cid Campeador en la cinta “El Cid”, junto a la actriz italiana Sophia Loren, en 1961.

En 1959 Charlton Heston ganaría el Oscar al mejor actor por su interpretación en Ben-Hur

Unos años después, en 1963,  luchó en Pekín durante 55 días en la película “55 días en Pekín”, al lado de “el animal más bello del mundo”, es decir, Ava Gardner y el inglés David Niven; interpretó nuevamente a un personaje bíblico, Juan el Bautista, en “La historia más grande jamás contada” junto, entre otros, a Max Von Sydow, John Wayne, José Ferrer y Dorothy Mc Guire en 1965 y se puso en la piel del pintor de la Capilla Sixtina Miguel Ángel en la cinta “La agonía y el éxtasis”, al lado de Rex Harrison, en ese mismo año, y sin descanso, en 1966, interpretó a un general inglés en “Jartum”, codo a codo con Laurence Olivier.

Charlton Heston como Miguel Ángel en “La agonía y el éxtasis”

Probablemente muchos otros lo recordarán como el primer humano que se enfrenta a los simios que han conquistado el planeta Tierra en la archiconocida “El planeta de los simios” en 1968, película de la cual se siguen haciendo diversas secuelas y remakes.

El incansable Heston, volvió a compartir cartelera con su amada esposa en el film “Will Penny”, rodada en el año 1967 y estrenada un año más tarde. Siguiendo la saga más futurista comenzada con “los simios”, regresó en 1970 para hacer un cameo en la secuela de la serie; resultó ser el único sobreviviente de una plaga de gérmenes en “Omega Man”, en 1971 y por último, se llevó el papel protagonista del film  “Soylent Green” de 1973, junto a otro de los “grandes”, el legendario actor especialista en “cine negro” Edward G. Robinson.

El título de la película “Will Penny” fue traducida en España como “El más valiente entre mil”

Poco después se subió al carro de las películas de catástrofes que se pusieron tan de moda durante esa década “Airport 1975”, del año 1974, o “Earthquake”, del mismo año. En los años 80, el actor intervino en algunas de las series de televisión de más éxito y audiencia, como “Dynasty”, en 1981 o “The Colbys”, en 1985.

Más reciente en el tiempo, en 1997, intervino como actor de doblaje en la película de dibujos animados “Hércules”, en la comedia familiar “Cats & Dogs” en el año 2001 y en una versión de dibujos de su “Ben-Hur”, en el 2003.

A pesar de ser criticado y odiado por sus ideas claramente conservadoras, se le reconoció como un gran defensor de los derechos civiles, recibiendo por ello el Premio Humanitario Jean Hersholt de 1978.

Charlton Heston fue un miembro destacado de la Asociación Nacional del Rifle norteamericana

En el año 2002, le diagnosticaron Alzheimer pero aún pudo darse el gusto y capricho de despedirse de su público y de su pasión, en 2003, interpretando a Josef Mengele en la película “My father, Rua Alguem 5555”, aunque, gracias a las imágenes de archivo rescatadas del film “Genhis-Khan” rodadas en el año 1992, lo pudimos ver nuevamente en pantalla en el año 2010.

Esta tenía que haber sido su última participación en una superproducción pero problemas económicos la empequeñecieron hasta hacerla pasar desapercibida.

Charlton Heston, el hombre con rostro de piedra, apodo con el cual algunos lo bautizaron por sus emblemáticos y aguerridos personajes, murió en Abril de 2008 y es considerado, con gran razón, una de las figuras legendarias más queridas del cine de todos los tiempos.

Junto a su siempre adorada esposa, además de llevar una plácida y feliz vida en común, fueron codirectores y actores en el Thomas Wolfe Memorial Theatre en Asheville, Carolina del Norte e  intervinieron juntos en tres films “El mayor espectáculo del mundo”, en 1952; ”Malos el uno para el otro”, en ese mismo año y “Will Penny”, en el 68.

Fruto de su amor tuvieron dos hijos, Fraser, el varón, y Holly, que se ha convertido en una de las mayores defensoras para la investigación de la enfermedad que sufrió su querido padre.

Lydia Clarke

Lydia Clarke sobrevivió diez años a su media naranja, muriendo el 3 de Septiembre del año 2018, a causa de una complicación en la neumonía que estaba sufriendo, a la edad de 95 años, habiendo sobrevivido a un cáncer de mama. Desde el año en que se casaron, 1944 y hasta que la muerte del actor los separó, Charlton Heston y Lydia Clarke, mantuvieron un verdadero romance, no sólo de los que solemos llamar de película, sino uno muy real.

Larga es la filmografía del Charlton Heston pero he aquí algunas sugerencias disponibles en Amazon:

Malo para todos

(Bad for each other)

Ben-Hur

 

El planeta de los simios

(The planet of the apes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s