Alain y Romy

Alain Fabien Maurice Marcel Delon, conocido mundialmente como Alain Delon, nació en Sceaux,  Hauts- de Seine, Francia, el 8 de Noviembre de 1935; tuvo una infancia difícil tras el divorcio de sus padres y soportar las continuas aventuras de su padre; eso le formó un marcado carácter rebelde que le ocasionaría la expulsión de varios colegios y años más tarde, que se le comparase con el rebelde por excelencia, James Dean.

Decidió alistarse en el ejército francés en 1952 como paracaidista de la marina y con tan sólo 18 años, marcha voluntario a la guerra de Indochina. Licenciado del ejército, vuelve a París, donde trabaja como mensajero de día y camarero de noche.

Fue su enorme atractivo físico el que le introdujo en el mundo del séptimo arte, aunque no tenía ninguna experiencia en la materia; invitado por el actor Jean Claude Brialy al Festival de Cannes en 1956, se hace con un papel secundario en la película “Cuando una mujer interviene”, de 1957. En el año 1960, tras protagonizar el film “Rocco y sus hermanos”, de Luchino Visconti, Alain Delon obtiene el reconocimiento internacional en su ya incipiente carrera cinematográfica, interpretando un papel muy diferente al que había hecho en el film “Purple Noon”, en ese mismo año, en el que representa a un asesino que intenta asumir la identidad de su víctima. Dos años antes, en 1958, había sido el partenaire de la “dulce y bella Sissi”, es decir, la actriz Romy Schneider, quien lo eligió como pareja para rodar juntos  “Amorios”, simplemente tras verlo en una fotografía.

Su primer encuentro fue tan romántico como preparado: enviaron a Alain a buscar a Romy al aeropuerto parisino de Orly con un ramo de rosas; fueron a cenar al restaurante “Lido”, entendiéndose como podían a través de gestos y señales, puesto que ni ella hablaba francés, ni por supuesto, Alain sabía alemán, aunque se aprendió de memoria la frase: “Ich liebe dich”, que significa te amo …

Rose Marie Magdalena Albach-Retty, nació en Viena, el 23 de Septiembre de 1938.  Sus padres eran actores y ella creció con sus abuelos.  Se matricula en Bellas Artes para estudiar diseño de moda, pero cuando el director de cine Kurt Ulrich le ofrece un papel en la película “Lilas Blancas” que su madre está rodando, decide dedicarse al mundo del cine. Después de acabar el rodaje del film, cambia su nombre por el de Romy y adopta el apellido de su madre; tras el estreno, recibe multitud de ofertas de trabajo, por lo que su progenitora, toma las riendas de su carrera y se vuelca de lleno en escoger los papeles que debe interpretar, pues su pupila sólo tiene 15 años. Acertadamente, en 1956, acepta interpretar a la emperatriz Isabel de Baviera, en la trilogía “Sissi”, “Sissi emperatriz” y “El destino de Sisi”, papel que la encasillará a los ojos del público para siempre como una encantadora criatura, algo parecido a lo que les pasa hoy en día a los prodigios de la factoría Disney.

Romy Schneider caracterizada como Sissi

Años después, en 1958, interviene en el film “Amoríos”, donde conocerá al que será el amor de su vida, el actor francés Alain Delon. A partir de 1960, su carrera se decanta por films más maduros, en un intento por deshacerse de la dulce Sissi, ayudada por directores de la talla de Orson Welles o Luchino Visconti, aunque volvería a interpretar este personaje en 1972, con la película “Ludwig”; parece ser que nunca se pudo separar de la larga sombra de la emperatriz.

Romy Schneider fue la primera mujer que recibió el premio César a la mejor actriz, además, en dos ocasiones, por su interpretación en los films “Lo importante es amar”, de 1976 y “Una vida de mujer”, en 1978. Posteriormente le otorgaron un César honorífico como premio a su trayectoria profesional en 2008.

Su último premio sería presentado y entregado por Alain Delon

Alain y Romy, los dos alocados, enamorados y atractivos jóvenes, se comprometieron en 1959, en la casa de los padres de la actriz, en Lugano, Italia, tan sólo un año después de conocerse, a pesar de que Alain había declarado que era una jovencita muy guapa, pero también muy caprichosa y aburrida. Ella tenía entonces 19 años y él, ya 23. Romy se trasladó a París para irse a vivir con su amor, en un apartamento en el centro, a orillas del río Siena … pero nunca se casaron, tal vez a causa de las infidelidades de él o por estar sometidos a la atenta mirada de la madre de la actriz, quien siempre lo catalogó, con razón, de mujeriego.

Alain y Romy

Considerado como un icono de la figura varonil europea de los años 60 gracias a su bonito rostro, Alain interpretaba con credibilidad a amantes dulces y a héroes románticos, aunque parece ser, que no trató demasiado bien a sus compañeras y quizás, todas estas aparentes virtudes, le hicieron también con el paso de los años, ser acusado de misógino por grupos feministas.

En 1961, el actor produjo algunos largometrajes y después de intervenir en varias películas en Italia, como la conocida, “El gatopardo”, Alain vuelve al género negro de la mano de Jean Gabin con “Any Number Can Win” en el año 1963; en ese mismo año, también se apaga la ilusión y el amor por Romy, tras cinco años de convivencia. Cuentan que el actor la dejó sin más, porque pensaba que su relación no dejaba avanzar su carrera. En el año 1964, el inquieto Alain, crea su propia productora, Delbeau Productions y produce un cortometraje que dirigió Guy Gilles.

En “Le Samouraï”, dirigida por Jean Pierre Melville en 1967, Delon deja ver su lado más oscuro con acierto.

En 1968, se vio envuelto en un escándalo de asesinato, drogas y sexo que también salpicó a varios políticos y personajes del espectáculo, pero fue absuelto de los cargos.  En ese mismo año, formó Adel Film, productora que desapareció en 1988 y también en ese año de 1968, se atreve a probar la aventura del matrimonio casándose con Nathalie Canovas, actriz francesa, mientras inicia una turbulenta relación con la también actriz, Mireille Darc con quien se fue a vivir y flirtea con la joven promesa Jane Birkin, durante el rodaje del mítico film, “La Piscina” en 1969.

Alain Delon y Mireille Darc

A pesar de que para la bella Romy, que su Alain la dejase fuese un mazazo terrible, ambos se reencuentran justo diez años después para rodar “La Piscina”, recreando de nuevo su primer encuentro, su primera cita: el eterno enamorado revive aquella romántica escena yendo a recogerla al aeropuerto con un precioso ramo de rosas;  a partir de ese momento, ambos, habiendo rehecho sus vidas, se convierten en los mejores y eternos amigos.

Romy se casó dos veces; su  primer matrimonio con Harry Meyen, duró desde 1966 hasta 1975, mantuvieron una relación difícil y tuvieron un hijo, David Christopher; la segunda fue con Daniel Biasini, desde ese mismo año, hasta 1981; esta vez, tendría con su marido y ex-secretario, una niña, Sarah.

Insatisfecha de su vida personal, la dulce Romy incurre en el grave error de refugiarse en la bebida, cosa que indudablemente la arrastra a un declive del cual sale en algunas ocasiones volviendo a intervenir en variopintos films. Nunca superó la trágica muerte de su hijo, cuando tuvo la desgracia de caer encima de las rejas de la casa, en 1981. Al año siguiente, acabada su última película, ”Testimonio de mujer”, la actriz pide que incluyan una dedicatoria para el pequeño y su padre, que se había suicidado en 1979.

Romy Schneider

En 1970, Delon interpreta junto a su buen amigo Jean Paul Belmondo, a un gánster en la película que también produce, “El Borsalino ”, con gran éxito. En agosto de ese mismo año, sufre un ataque cerebro vascular leve, que para su gran suerte, sólo quedó en un susto y un aviso.

Sus 4 hijos, han heredado de algún modo el amor al séptimo arte: Anthony, fruto de su matrimonio con Nathalie , ha coqueteado en algunas ocasiones delante de las cámaras y fue sonado su romance con la princesa Estefanía de Mónaco; Alain Fabien, despunta como modelo y actor ocasional; con su única hija Anouchka, su preferida, suele asistir a los Festivales de Cannes, ella también se dedica al mundo de la interpretación. Aunque el actor nunca lo ha reconocido, todas las pruebas apuntan a que Christian Aaron Boulogne, que ejerce como fotógrafo, también es su hijo, fruto de su relación con la cantante y actriz Nico y que fue criado por Édith Boulogne, madre de Alain, quien le dio sus apellidos.

En el año 1981, Delon dirige su primer película: “Pour la peau d’un flic”; en 1984, recibe el premio César, al mejor actor. Poco después se dedicó a coleccionar arte, a  las carreras de caballos y a promocionar eventos de boxeo. En 2005 lo condecoraron con la Legión de Honor en agradecimiento a su contribución al cine francés. Y en 2008 volvió  al teatro junto a Anouk Aimée, para representar la obra “Cartas de amor”.

Alain Delon dirigiría dos películas: “Por la piel de un policía” de 1981 y “Cerco de muerte” de 1983

Romy Schneider, la eterna Sissi,  murió el 29 de mayo de 1982 en París, a la edad de 43 años, de un paro cardíaco, a pesar de que las malas lenguas rumorearon, que se había suicidado tras ingerir numerosas pastillas para conciliar el sueño. Aún habiendo interpretado la friolera de 63 películas, a la hora de morir, estaba completamente arruinada, y tristemente su funeral tuvo que ser costeado por sus amigos.

La estrecha y maravillosa amistad que Alain y Romy supieron mantener, duró hasta la trágica muerte de ella. El actor no asistió a su funeral, pero sí acudió al día siguiente para darle íntimamente su eterno adiós y seguramente sus últimas flores.  En la edición de un periódico francés, Alain le escribió: “Nunca has estado más hermosa; ich liebe dich, meine liebe” (te quiero, mi amor). Alain Delon, jamás ocultó que Romy Schneider fue el gran amor de su vida pero también el más triste. Ambos fueron envidiados por miles de fans, por ser guapos, encantadores y estar tan enamorados.

Actualmente, Alain reside en Suiza y goza de la doble nacionalidad. Desde este país alpino, produce algunos productos como gafas de sol, ropa y perfumes, que seguramente le evocan a la fragancia de los ramos de rosas con los que obsequiaba a su amada y adorada Romy, con quien tuvo, nunca mejor dicho, un romance de película.

Algunas de las películas de Alain Delon y Romy Schneider disponibles en Amazon que os recomiendo:

Amoríos (Christine) Trilogía Sissi Emperatriz La piscina

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s